Muchas veces tenemos juguetes acumulados porque están en buen estado o fue algún regalo especial, o nos costó mucho y nos da lástima deshacernos de él.

Desprenderse de ellos, ya sea donándolos a alguna entidad o regalándolos a otras personas, es una manera de que nuestros hijos vean con el ejemplo, que se puede vivir con menos, les enseñamos a ser organizados  y a no acumular. Empiezan  a valorar y cuidar más los juguetes que tienen.

Además, es un acto liberador!! Dejas de estar estresada levantando juguetes a todas horas y volvés a tener espacio libre en casa ¡un lujo!

Te invitamos a que pruebes junto a tus hijos, que ellos mismos vayan eligiendo los juguetes que quieren regalar, y vas a ver como se entusiasman!

Pin It on Pinterest

preloader